domingo, 3 de agosto de 2008

La ciudad en mayúsculas

Acabamos de volver de la ciudad con mayúsculas, la ciudad que todas las demás ciudades desearían ser.

Cuenta Enric González en sus Historias de Nueva York que para sobrevivir en la Gran Manzana hay que tener suerte.

Cuando llegamos al apartamento en el que hemos estado esta última semana, Chris, el propietario (personaje que por cierto podría perfectamente tener un papel en una novela de Paul Auster) nos deseó Good luck!

Y en ese momento supe, aunque no me atreviera a decirlo en voz alta, que todo iría bien, que íbamos a comenzar a añorar esa ciudad tan pronto como tomáramos el tren de vuelta hacia el aeropuerto. Y así ha sido.

nyc - seagull

Llevo más de 28 horas sin dormir. Está claro que lo de dormir en los aviones no está hecho para mí. A ver si mañana soy un poco más persona y aparezco por aquí de nuevo. Hasta entonces, ¡buena suerte!

4 comentarios:

con Ka dijo...

¡Bienvenidos!
Espero impaciente el relato de vuestras aventuras en la Gran Manzana.
Feliz siesta :D

Ch dijo...

Ditto!

dk dijo...

Me gusta mucho la foto :-)

Tonicito dijo...

Ka, Ch, muchas gracias por estar ahí al pie del cañón después de mi largo silencio. Conseguí dormir, luego nos fuimos a la segunda parte de las vacaciones y ahora ya estamos de vuelta definitivamente. Los relatos irán llegando, pero poco a poco, porque aún estoy en proceso digestivo de todo... :)
¡Un abrazo!

dk, ¡sé bienvenido, amigo expatriado! Seguiré tus aventuras en iSensei... tiene muy buena pinta :)

¡Gracias por pasaros por aquí! :)