jueves, 26 de junio de 2008

Póngame cuarto y mitad de realidades, por favor

Una de las palabras que más me chocan de estas tierras es Realitätenbüro (lit. "oficina de realidades").



A pesar que el diccionario da a entender que se trata de la denominación que utilizan los germanoparlantes del sur (*) para una agencia inmobiliaria, a mí me parece mucho más divertido imaginar que la gente va a un Realitätenbüro para enterarse por encargo de las grandes verdades de la vida, las realidades, como por ejemplo:

- el dinero no hace la felicidad,

- el español fino después de comer tiene frío, o

- Santa Claus es en realidad un gnomo de color verde, el barrigudo vestido de rojo fue un invento de una conocida casa de refrescos.

Qué cosas, ¿verdad? ;)

(*) por lo menos, San Google no parece encontrar ninguna Realitätenbüro al norte de Munich

8 comentarios:

El Sastre de Ulm dijo...

Tratándose de una agencia inmobiliaria se me ocurren algunas otras verdades del barquero. A saber:
a) Te vas a ir de casa de tus padres cuando te jubiles
b) Si te vas antes, te vas a tener que pluriemplear para pagar la hipoteca, que además se va a incrementar en 150€ cada vez que se revise la cuota.

Noema dijo...

¡Guau! Me ha dejado anonadada la palabra, ¡maravillosa! que nunca había oído ni leído antes por estos lares prusianos (aunque de percepción podemos hablar otro día).
Según el Slaby/Grossman es la denominación jurídica para "bienes", pero siguiendo el hilo del Sastre de Ulm más podrían ser "males".
Un abrazo.

con Ka dijo...

A este lado del Salzach no he visto ese palabro, y mira si he tenido que visitar unas cuantas oficinas de 'realidad' ('juas,juas, prepárate que te vamos a enseñar un piso...debajo'l puente')
;)

Paco Bernal dijo...

Hola!
En inglés también se dice Real State, si no recuerdo mal. Pero qué idea tan genial que pudieras ir a algún sitio a que te vendieran (o te dieran, gratis) certezas.
!Otro gallo nos cantara!
Me ha gustado la de "el españolito fino". Me ha traido muchos recuerdos.
Abrazos desde esta ciudad futbolizada y futbolizante, aunque también españolizada y españolizante (semos una plaga jajajaja).
P.

Tonicito dijo...

sastre, ya ves, verdades como puños son las que dices. Y ésas se saben también sin oficina de realidades.

noema, yo estoy fascinado por "Realitätenbüro" desde el primer día que la vi. Es tan bella la imagen de la oficina de realidades que hasta da pena que en realidad sea algo tan prosaico, arrogante y antipático como una agencia inmobiliaria, ¿verdad?

ka, bueno, una de las realidades que os hubieran dicho a vosotros en mi oficina de realidades es: "Confiad en el poder del networking" ;)

paco, sip, en inglés también hay un "real" por ahí... Lo del español fino es uno de los refranes con que una vez me ilustró la madre de Mar, y que siempre me pareció genial por la belleza de la rima asonante.

¡Muchas gracias por vuestros comentarios! :)

arc dijo...

no es -el español valiente después de comer frío siente-? Nunca había oído lo de fino ;)

Tonicito dijo...

arc, vaya, yo siempre había oído "el español fino después de comer tiene frío", pero en tu versión la rima es incluso consonante. Aunque, ¿qué quieres que te diga?, a mí me hace más gracia la rima asonante de mi versión. Cuestión de gustos... ;)
¡Un saludo!
T.

con Ka dijo...

Pues yo había oído "El buen vasco, después de comer se enfría", que ni rima ni ná, pero es una gran verdá ;)