miércoles, 5 de noviembre de 2008

Favonius en acción

Esta mañana he salido de casa a las siete menos cuarto equipado, como cada día desde hace ya unas semanas, con una bufanda. Y me ha dado la bienvenida una auténtica bofetada de calor que me ha hecho desprenderme de ella a los pocos pasos. A esas horas debíamos estar ya a unos 18ºC. ¿Cómo es posible? ¿Será que ahora con Obama en noviembre dejará de hacer frío? ;)

Pues no. Se trata del Alpenföhn, un efecto peculiar producido por los Alpes. Cuando una masa de aire se ve obligada a ascender para salvar una cordillera, el agua se condensa y cae en forma de lluvia en la ladera de barlovento. Al superar la cima, el aire "cae", prácticamente perdida toda la humedad, y aumenta la temperatura de forma más que considerable, pudiendo producir oscilaciones de hasta 30ºC en el valle situado a sotavento.


(Imagen obtenida de Wikimedia Commons)

El nombre Föhn proviene del dios romano Favonius, personificación del viento del Oeste. Luego pasó por el retorrománico favuogn y fuogn hasta llegar al alemán moderno como Föhn. Curiosamente, a un secador de pelo se le llama Fön así, sin "h". Según leo, el nombre fue registrado por la casa AEG en los años 20.

El Föhn se asocia a menudo con migrañas y psicosis. Un estudio de la Universidad Ludwig Maximilian de Munich sostiene que suicidios y accidentes aumentan en un 10% los días de Föhn. De hecho, existe la palabra Föhnkrankheit (literalmente, enfermedad del Föhn) que, en numerosas ocasiones, nos puede servir de excusa perfecta para justificar un bajo rendimiento en el trabajo, un apetito desmesurado, o simplemente una apatía generalizada.

Por cierto, que en España también hay vientos Föhn: el viento del sur o surada en Cantabria, el fogony en el Pirineo de Lleida o el cierzo en el de Huesca, o el terral en Málaga, entre otros.

Bueno, voy a dejarlo, porque hoy, con el Föhn, pues ya se sabe...

5 comentarios:

Noema dijo...

¡Hala, qué interesante! Ahora ya puedo darme el pego con los amigos, ¡a ver quién es el listo que sabe de dónde viene la palabra Fön! Jeje, gracias!
Me acordaba yo, mientras leía, del Viento Sur en Santander, el que "afecta a los locos", dicen, pero veo que te has informado muy bien!
Me ha encantado ;-D

Ch dijo...

Si hay explicación para todo (0: Y como dice Noema, eso, es así, el Viento Sur "afecta a los locos" y justifica cualquier comportamiento extraño, "es porque hace Sur".
Un saludo,

Alba dijo...

Uf, recuerdo el maldito cierzo en un Pilar... terrible. Ahora, q una buena tramuntana de las que te sacan la moto de la carretera en un invierno menorquín, no tiene desperdicio tampoco... Es todo un mundo, el de los vientos. Petonets!

isensei dijo...

muy interesante, así que föhnen venía de Föhn :-)

tonicito dijo...

Noema, Ch, bueno, Santa Wikipedia, que es muy lista, hablaba del Viento Sur del Cantábrico. Eso de que los vientos afectan a los locos debe de ser algo universal, porque en el norte de Catalunya se dice lo mismo de la Tramuntana, el viento del Norte. Bueno, no tanto que el viento afecte a los locos, sino que estar demasiado expuesto a ella te vuelve loco.

Alba, pues eso, que si la Tramuntana es chunga en el Empordà, que en el fondo es continente, no quiero ni pensarlo en Menorca, allá en medio del mar...

isensei, pues sí, föhnen viene del viento. Aquí los aborigenes que a veces les sale el ramalazo poético-lírico para describir las cosas... :D

Un saludo y muchas gracias a todas y todos por comentar! :)
T.