sábado, 12 de julio de 2008

Patio

pati

5 comentarios:

Vega dijo...

Mi reino por volver a jugar al escondite, o al "matao", ... Menos mal que una no tiene sentido del ridículo y sabe que antes o después lo volverá a hacer, ñejejeje.kys

Tonicito dijo...

vega, ¡cuánta razón tienes, y qué contraproductivo es el sentido del ridículo! A veces pienso que por su culpa nos dejamos perder oportunidades magníficas :(
Un abrazo!
T.

Alba dijo...

No parece un rincón salzburgués... jejeje...

El Sastre de Ulm dijo...

Iba a decir lo mismo. No me preguntes por qué, pero en cuanto he visto la foto, una de las primeras cosas que he pensado ha sido: eso no está en Salzburgo.

Tonicito dijo...

alba, sastre, ¡me habéis pillao! :D No, efectivamente, no es Salzburgo, sino Barcelona. Y se trata, efectivamente, del patio de una escuela, pero un patio muy especial, con mucha Historia a sus espaldas.
¡Ah!, cuántas veces echo de menos estas paredes de piedra vieja entre tanta iglesia barroca... :(
Un abrazo!
T.